Consumo energético e impacto ambiental de Bitcoin

La minería de Bitcoin y su consumo de energía es un tema muy controvertido y el más utilizado para frenar el avance de la única solución monetaria pacífica del mundo.

Cada vez más titulares sensacionalistas tachan la minería de Bitcoin de desastre energético y medioambiental.

Además de los titulares, posturas políticas cada vez más ofensivas se han dirigido hacia Bitcoin, con personajes como Elizabeth Warren, Janet Yellen, Joe Manchin y Donald Trump criticando a la moneda.
Elizabeth Warren on Bitcoin“No se consume ese tipo de energía, para tener dinero depositado en un banco o en un fondo de inversión,” Warren sentencia incorrectamente, expresando preocupación acerca de bitcoin.

 A pesar de todas las implicaciones negativas contra la minería de Bitcoin, varios investigadores, universidades y organizaciones de todo el mundo se han dado a la tarea de investigar el consumo de energía y el impacto ambiental de esta actividad.

Los resultados de sus hallazgos se condensarán y abordarán en este artículo.

Las narrativas actuales sobre el consumo de energía son incorrectas

En innumerables ocasiones se ha comparado el consumo energético de Bitcoin con el de países enteros como Argentina o Suecia.

BBC on Bitcoin miningSin embargo, como comenta Lyn Alden, fundadora de Lyn Alden Investment Strategy, muchas industrias de alrededor del mundo también consumen más energía que muchos países, como Google, Amazon, Netflix y Facebook.

Todos los años salen noticias en contra de la minería de Bitcoin, sin embargo las tácticas de alarmismo de los medios de comunicación y de los políticos insinuando que el consumo de energía de Bitcoin está destruyendo nuestro planeta, es evidente cuando se compara con el consumo de energía global.

Según el Centro de Finanzas Alternativas Cambridge (CCAF) de la Universidad de Cambridge, Bitcoin consume actualmente menos de 100 TWh al año, en el momento de escribir este artículo (agosto de 2021). Actualmente, el índice de consumo eléctrico de Bitcoin de Cambridge es de 87,15 TWh al año.

La Universidad de Cambridge estimó que el mayor consumo de electricidad de Bitcoin, en toda su historia, se registró en mayo de este año, con un valor anual estimado de 132 TWh.
Cambridge on Bitcoin mining

132.13 TWh registrado el 13 de Mayo de 2021 – Universidad de Cambridge

 

Por otro lado, el consumo de energía a nivel mundial en 2019 se estimó en 173.340 TWh, según Our World in Data (fundada por investigadores de la Universidad de Oxford, Inglaterra).

Global energy usage

 Consumo mundial de energía primaria por fuenteOur World in Data
 

Al comparar la información proporcionada por ambas organizaciones, (teniendo en cuenta el mayor consumo de energía de Bitcoin registrado hasta ahora y el consumo de energía a nivel mundial en 2019) la energía utilizada por toda la Red Bitcoin representa el 0,08% del consumo de energía mundial.

Y si lo comparamos con el consumo energético actual de Bitcoin (87,15 TW/h), esta cifra se situaría en el 0,05% del consumo energético mundial.

De lo anterior se concluye que el consumo energético de Bitcoin no es tan alto como mencionan las cifras públicas y los distintos medios de comunicación, sino que es inferior al 0,1% de toda la energía que se consume en el mundo anualmente.Global energy usage vs BitcoinSegún un estudio de la Universidad de Cambridge de septiembre de 2020, más de 100 millones de personas en todo el mundo utilizan Bitcoin.

Si el número de usuarios de Bitcoin llegara a ser de miles de millones de personas, la investigadora Lyn Alden estima que su consumo de energía seguiría siendo inferior al 1%. Esto se debe a que el uso de energía de la red no superará su utilidad a largo plazo, ofrecida por Bitcoin a sus usuarios.

Alden añade que la única preocupación seria en torno al uso de energía de Bitcoin no es cuánto consume, sino lo siguiente: «Cualquier analista serio que entienda el algoritmo de Bitcoin estaría en realidad más preocupado por la posibilidad de que un día Bitcoin no utilice suficiente energía para garantizar su seguridad en algún momento en el futuro, cuando dependa principalmente de las comisiones por transacción, en lugar de consumir demasiada energía».

Parker Lewis, jefe de desarrollo de negocio de Unchained Capital, explica que toda la energía que consume Bitcoin está justificada, y esto se entiende una vez que se comprende cuál es el problema que resuelve Bitcoin.

Como se ha mostrado anteriormente, Bitcoin no consume ni de lejos la energía suficiente para constituir un «desastre medioambiental» como afirman muchos medios de comunicación y personajes públicos. Incluso si esto fuera cierto, no sería un problema.

¿Por qué? Cada vatio consumido en Bitcoin no es energía desperdiciada, es energía que se utiliza para apoyar el mejor sistema monetario actual, algo que muchos argumentarían que puede ser uno de los usos más importantes de la energía.

¿No estás de acuerdo? Echemos un vistazo al impacto medioambiental del actual sistema monetario mundial para comparar.Bitcoin vs banking system energy output

Cuando se compara Bitcoin con otros sistemas monetarios, en el panorama general de las cosas, utiliza muchísima menos energía que los bancos, la minería de oro y la impresión de papel moneda.

¿Son sucias las operaciones actuales de minería de Bitcoin?

Las noticias más sensacionalistas sobre el «elevado» consumo energético de Bitcoin van acompañadas de una supuesta «destrucción medioambiental», por las grandes cantidades de dióxido de carbono que emite la minería de bitcoins.

Sin embargo, como explica la doctora Katrina Kelly-Pitou, experta en sistemas energéticos y desarrollo económico, «no todos los tipos de generación de energía son iguales en su impacto sobre el medio ambiente, ni el mundo depende uniformemente de los mismos tipos de generación en todos los estados y mercados».

Por ejemplo, el 100% del consumo energético de Islandia depende de las energías renovables. Gracias al abundante suministro de energía geotérmica e hidroeléctrica del país, esto haría que la demanda de energía de la minería de Bitcoin fuera barata y casi irrelevante.Blue Lagoon

El 73% de la electricidad de Islandia procede de centrales hidroeléctricas y el 26,8% de la energía geotérmica, lo que supone más del 99% del consumo total de electricidad – VisitIceland
 

Esto nos lleva al siguiente aspecto importante a tener en cuenta: que un alto consumo de energía no implica necesariamente un alto impacto en el medio ambiente.

En palabras de Nic Carter, socio de Castle Island Ventures, «aunque determinar el consumo de energía es relativamente sencillo, no se pueden extrapolar las emisiones de carbono asociadas sin conocer el surtido energético exacto, es decir, la composición de las diferentes fuentes de energía utilizadas por los equipos que extraen Bitcoin. Por ejemplo, una unidad de energía hidroeléctrica tendrá un impacto medioambiental mucho menor que la misma unidad de energía alimentada con carbón».

Así que en lugar de discutir el consumo de energía de Bitcoin, el punto de discusión debería ser las fuentes de energía que se utilizan para suministrar electricidad a los centros de operación minera.

¿Cómo incentiva la minería de Bitcoin a la energía verde?

Bitcoin no desperdicia energía, Bitcoin capitaliza la energía desperdiciada.

Esto se debe a que Bitcoin, más allá de fomentar un tipo específico de energía, más bien fomenta el uso de energía abundante, barata y desperdiciada.

Una parte considerable de la minería de Bitcoin se alimenta de energía perdida y desperdiciada.

Mike Colyer, director general de una empresa de equipos de minería, Foundry, explica: «Los mineros de todo el mundo buscan energía varada que sea renovable. Ese será siempre su coste más bajo. En resumidas cuentas, esto será una gran victoria para la huella de carbono de bitcoin».Stranded energy article

Una compañía comenzó a desplegar generadores de energía en los pozos de Wyoming para capturar el gas natural varado y utilizarlo para la minería de bitcoin – Casper Star Tribune
 

Como industria de carácter itinerante, los mineros de Bitcoin tienen una oportunidad que otras industrias no tienen: trasladarse a zonas remotas e inaccesibles donde la fuente de energía es tan abundante que supera la demanda local y nadie más la utiliza.

Un ejemplo de esto es la producción de electricidad a partir de plantas hidroeléctricas: al ser abundante es también muy económica, lo que la hace conveniente para los mineros de Bitcoin.

Por esta razón, esta forma de energía renovable se ha utilizado para minar bitcoins, y no es que Bitcoin consuma energía que de otro modo podría utilizarse para dar electricidad a un país. El hecho es que antes de que llegaran los mineros, esa energía se desperdiciaba.Bitcoin stranded energy

El 65% de toda la energía utilizada para generar y distribuir electricidad en Estados Unidos se pierde o se desperdicia – Bitcoin Mining Council
 

Aldyn destaca además que el cálculo del consumo energético de Bitcoin con respecto al consumo energético global, «es un error de redondeo». Esto se debe a que los mineros de Bitcoin son consumidores de recursos energéticos que ninguna otra industria aprovecha.

El autor de El Patrón Bitcoin, Saifedean Ammous, explica que «Bitcoin no ‘consumirá la mayor parte de nuestra energía’. La energía no es un recurso finito que vayamos a agotar. La energía es un recurso que producimos, y Bitcoin está proporcionando un enorme incentivo económico para producir más energía y, en particular, más barata».

El Consejo de Minería de Bitcoin reiteró este punto el pasado mes de julio con una investigación que mostraba que la minería de Bitcoin utiliza actualmente el 0,4% de la energía total que se desperdicia en el mundo.

De este modo, los mineros de Bitcoin se convierten en usuarios finales innovadores en el punto de producción de energía. De lo contrario, esta energía podría perderse por falta de tecnología para su almacenamiento o por no poder ser transportada a otros lugares, ya sea por ser poco práctica o muy cara de transportar.

Un ejemplo notable de esto ha sido la minería de Bitcoin en zonas de China donde el potencial hidroeléctrico es abundante.Baihetan Hydropower Station

La central hidroeléctrica de Baihetan (China), considerada la segunda mayor presa hidroeléctrica del mundo, costó unos 34.000 millones de dólares y tiene una capacidad de generación de 16.000 MW.
 

Otra forma notable en que la minería de Bitcoin aprovecha los residuos es mediante el uso de gas natural, el cual es principalmente metano. Este combustible fósil se considera «relativamente limpio» en comparación con el carbón y otros combustibles fósiles para la producción de energía, según la Administración de Información Energética de Estados Unidos (EIA), ya que produce menos emisiones contaminantes.

El exceso de gas natural procedente de la extracción de petróleo suele quemarse por razones de seguridad en las plantas, ya que no hay otra forma de aprovecharlo y transportarlo sería caro.

Según la EIA, las industrias queman el gas in situ transformando el metano en dióxido de carbono en lugar de liberarlo directamente como metano a la atmósfera, ya que esto sería mucho más contaminante.

Sin embargo, la quema también es perjudicial para el medio ambiente: «En las zonas en las que se produce gas natural en pozos petrolíferos, pero no es económico transportarlo para su venta o contiene altas concentraciones de sulfuro de hidrógeno (un gas tóxico), se quema (quema en antorcha, flaring) en los emplazamientos de los pozos. La quema de gas natural produce dióxido de carbono, monóxido de carbono, dióxido de azufre, óxidos de nitrógeno y muchos otros compuestos, dependiendo de la composición química del gas natural y de lo bien que se queme el gas natural en la antorcha».

Cuando los mineros de Bitcoin utilizan el gas natural que se desprende del petróleo, no sólo están aprovechando los residuos, sino que están atrapando un contaminante del aire y convirtiéndolo en riqueza.

Esta es probablemente una de las formas más que obvias en las que Bitcoin es un sistema respetuoso con el medio ambiente.

Básicamente, los mineros de Bitcoin se han convertido en un almacén de esta fuente de energía no renovable que, de otro modo, se pierde y que, de ser expulsada al medio ambiente, aumentaría el nivel de contaminación.

Will Reese, uno de los fundadores de Highwire Energy Partners, señaló: «Creo que ésa es una de las bellezas de Bitcoin, que la propia red puede monetizar la energía que ahora mismo no podemos comercializar ni utilizar de forma eficiente». Al igual que la empresa de Reese, varias otras compañías, incluidas las petroleras como Equinor, tienen planes para minar BTC con gas natural, o ya lo están haciendo.

 ¿Qué porcentaje de toda la minería es verde?

La electricidad que alimenta los equipos de minería de Bitcoin en todo el mundo proviene de diversas fuentes de energía, incluyendo los combustibles fósiles, que sin duda han sido esenciales para el avance y desarrollo tecnológico de la humanidad.

Diversas investigaciones han informado que los mineros de Bitcoin utilizan combinaciones de energía, que incluyen tanto fuentes no renovables como renovables, donde la más utilizada es la renovable.

En diciembre de 2019, la firma CoinShares Research compartió los resultados de su estudio «The Bitcoin Mining Network: Tendencias, costes medios de creación, consumo de electricidad y fuentes«.

En el documento, los investigadores concluyeron lo siguiente:

Demostramos que la minería de Bitcoin se localiza principalmente en regiones globales donde hay un amplio suministro de electricidad renovable disponible. Y, por último, calculamos que la penetración de las energías renovables en el suministro de energía de la red de minería de Bitcoin es del 73%, lo que hace que la minería de Bitcoin esté más impulsada por las energías renovables que casi cualquier otra industria a gran escala del mundo.

Por otro lado, según el 3er Estudio Global de Benchmarking de Criptoactivos de la Universidad de Cambridge, de septiembre de 2020, en el que participaron empresas de minería de Bitcoin de 59 países, el 62% de los mineros afirmó que utilizaba energía hidroeléctrica como parte de su mix energético, y cerca del 80% dijo que utilizaba fuentes de energía renovables para minar bitcoins.

Percent of renewable bitcoin mining energyEl informe de la Universidad señaló que la fuente más común entre los mineros de Bitcoin es la renovable: «La energía hidráulica aparece como la fuente de energía número uno, ya que el 62% de los mineros encuestados indica que sus operaciones de minería se alimentan de energía hidroeléctrica».

El informe también menciona que «otros tipos de energías limpias (por ejemplo, la eólica y la solar) se sitúan más abajo, por detrás del carbón y el gas natural, que representan respectivamente el 38% y el 36% de las fuentes de energía de los encuestados». Los resultados se muestran a continuación:Bitcoin mining power sourcesAdemás, en julio de 2021, el Consejo de Minería de Bitcoin informó que el 56% de los mineros de Bitcoin utilizan energía de fuentes sostenibles.

Esta organización formada por 23 empresas mineras de Estados Unidos, que concentran el 32% de la potencia de cálculo de la red, afirmó que el 67,6% de sus miembros utilizan una mezcla de energía sostenible como energía primaria, e infirió que, en el caso de la minería mundial, este porcentaje es del 56%.Baihetan Hydropower Station

Combinación de energía primaria y sostenible – Bitcoin Mining Council

 

El Consejo de Minería de Bitcoin también expuso que la minería de Bitcoin «se está volviendo rápidamente más eficiente, y se alimenta de una mezcla más alta de energía sostenible que cualquier país o industria importante».

¿La prueba de participación resuelve el debate sobre la energía?

PoW vs PoSEl algoritmo prueba de trabajo es el mecanismo que se utiliza en Bitcoin para la minería. Este sistema requiere que cada participante o minero contribuya con potencia de procesamiento para resolver una función hash.

Para ello, Bitcoin requiere energía para alimentar a las entidades que se encargan de realizar dichas operaciones iterativas hasta encontrar una solución a la función.

Una vez que un minero ha encontrado la solución, propone un bloque lleno de transacciones a la red. Este bloque es verificado por los nodos completos para evitar el doble gasto y, a cambio, el minero recibirá una recompensa en forma de BTC recién creadas.

En caso de que el minero intente atacar la red, se expone a ser rechazado por el consenso de los nodos completos.

Así es como funciona la seguridad de Bitcoin: evitando comportamientos no deseados porque el que más perderá será el minero que intente romper las reglas.

La prueba de trabajo hace que un ataque informático contra Bitcoin sea prácticamente inviable. De hecho, con un hashrate de casi 126.000 PH/s, cuesta casi dos millones de dólares atacar a Bitcoin durante sólo una hora, y en ese tiempo sólo se podrían reescribir 6 bloques, cuando la cadena tiene casi 700.000 bloques.

Sin embargo, la prueba de trabajo por sí sola no asegura una red en todos los sentidos.

El Consenso Nakamoto, actualmente la única solución que existe al Problema de los Generales Bizantinos, es lo que hace posible que los participantes independientes de una red informática funcionen sobre la base del consenso, y así prescindir de la dependencia de una autoridad central.

Desde su creación, Bitcoin ha conseguido funcionar de forma ininterrumpida, segura y sin hackeos. De entre las voces que atacan a la prueba de trabajo por su consumo energético, se ha ofrecido como solución el uso de la prueba de participación.

A pesar de ser más «eficiente energéticamente», la PdP centraliza naturalmente una red al elegir a los interesados de la criptodivisa para validar las transacciones.

Mediante un proceso de sorteo, los titulares de la moneda necesitan apostar sus fichas para participar. Cuantas más fichas apuesten, más posibilidades tendrán de ganar la lotería y validar un bloque.

Este sistema PdP favorece naturalmente a las entidades con una mayor cantidad de fichas, incentivando la centralización a través de la concentración de la riqueza, creando una plutocracia. La criptomoneda Ethereum está pasando actualmente de un sistema PdT a uno PdP y se han planteado muchas preocupaciones sobre la futura equidad de este sistema.Ethereum plutocracy

En el caso de PdT y Bitcoin, no importa cuántas bitcoins tengas. Sólo con ejecutar un nodo completo de Bitcoin, eres capaz de validar las transacciones, manteniendo así un sistema sin confianza y tendiendo cada vez más a una mayor descentralización.

Pensamientos finales

Por todo lo anterior, se puede concluir que la minería de Bitcoin no consume tanta energía como suelen argumentar los que intentan prohibir Bitcoin o la prueba de trabajo. Los resultados de las investigaciones actuales nos permiten estimar libremente que está por debajo del 0,1% del consumo mundial de energía.

Además, como menciona Lyn Alden, los cálculos actuales son errores de redondeo, ya que los mineros utilizan en gran medida la energía que nadie más utiliza, que es abundante, barata y, varada.

Además de que el consumo de energía no es significativo, es incorrecto hacer una relación directamente proporcional con el impacto en el medio ambiente.

No todas las fuentes de energía tienen el mismo impacto medioambiental y los mineros de Bitcoin utilizan combinaciones de energía. Dichas combinaciones incluyen fuentes renovables, siendo la hidroeléctrica la más presente.

La minería de Bitcoin también se alimenta de electricidad producida a partir de gas natural, lo que la convierte en una opción innovadora para las empresas que no tienen otra alternativa que quemar gas natural. Así, la minería de Bitcoin demuestra que contribuye al medio ambiente capturando un contaminante atmosférico para producir riqueza.

El consumo energético de Bitcoin se justifica por el problema que resuelve este sistema y todo lo que implica para la humanidad.

Bitcoin es la única alternativa que tenemos frente al dinero emitido sin límites por las autoridades centrales. Ante la devaluación de los salarios, los ahorros, el tiempo y el trabajo de los ciudadanos. Ante la destrucción de la calidad de vida. Frente al violento colonialismo monetario que existe en todo el mundo: Bitcoin ofrece una solución.

En pocas palabras, con Bitcoin, cada persona puede controlar y proteger su dinero de las violaciones de la confianza.

Para conseguirlo, Bitcoin no necesita guerras ni sangre, sólo necesita consenso y energía. Y eso, en lugar de un problema, es una solución pacífica. Una solución respetuosa con el medio ambiente.Volcano powered bitcoin minerUna propuesta de nuevo centro minero que El Salvador pretende construir junto con su proveedor de energía geotérmica, utilizando los volcanes como fuente de energía.

 

Artículo extraído del blog Teoría Bitcoin.